7 julio

Claves a tener en cuenta al abrir una tienda online

Abrir una tienda online

No se hace en 5 minutos, aunque te digan lo contrario

Nuestras empresas tienen un reto no solo presente, sino futuro, gracias al medio online. Las ventas del comercio electrónico crecen año a año a ritmo constante generando un gran flujo de oportunidades, aún con un largo camino que recorrer. Es importante tener en cuenta algunos factores clave para entrar en el camino de la venta online de forma ordenada y productiva.

Decir a estas alturas que el comercio on-line tiene futuro es una obviedad, precisamente porque es ya un hecho presente. Cuando analizamos un sector en el que sus resultados de negocio crecen año a año a dos dígitos, es algo incuestionable. Según el Europe B2C Ecommerce Report 2014, de los 816 millones de habitantes residentes en la UE, 565 son internautas y 264 compran on-line.

El eCommerce e Europa

En España el número de personas que realizaron alguna compra a través de Internet en 2014 se situó en los 14,9 millones y el volumen de negocio del ecommerce B2C alcanzó casi los 20.000 millones de €.

En el caso de nuestro país, cabe destacar también la altísima penetración de dispositivos móviles, lo que favorece al comercio electrónico y aún no está lo suficientemente aprovechado. En 2014 casi el 82% de internautas accedió a través del móvil, lo que representa una gran oportunidad.

Según datos del INE, más del 43% de la población española entre 16 y 74 años ha realizado una compra online alguna vez en su vida.

Por otra parte, del lado de las empresas, en el caso de las de 10 o más empleados, las ventas a través de comercio electrónico representaron, el 15,1% del total, frente al 14,0% del año anterior. Esto, sin duda, supone una gran oportunidad de negocio .

Cuando las grandes marcas ya están realizado un recorrido para llegar a lo que hoy llamamos omnicanalidad*, hay todavía un importante número de empresas que se encuentran solo al inicio del camino. Y ahora, sin tiempo para realizar experimentos. Por ello hay algunos factores fundamentales que hay que tener en cuenta a la hora de crear una tienda online:

  • Plataforma tecnológica
  • Sistema logístico
  • Medios de pago
  • Aspectos legales
  • Recursos humanos dedicados
  • Marketing online

 Plataforma tecnológica Plataforma tecnológica para abrir una tienda online

Es la solución tecnológica que soportará en la red el desarrollo de nuestro negocio de comercio electrónico. Los recursos y el presupuesto de la empresa, así como la envergadura del negocio, determinará la elección de uno u otro sistema. Éste puede ser hecho a medida para la empresa, con personal propio o externo, o bien se integrará una solución ya existente construida con software libre o propietario. Podemos mencionar algunas de las más conocidas como Prestashop, Magento, e incluso WordPress, con plugins específicos para comercio electrónico.

Debemos elegir una plataforma de gestión de nuestra tienda online adaptada a las necesidades del negocio presente pero sin olvidar su crecimiento futuro

Sistema logístico Abrir tienda online_sistema logístico

Podemos considerarlo el segundo elemento más importante a la hora de vender online, después de la plataforma tecnológica, ya que es el que nos permitirá prestar físicamente el servicio que nuestros clientes esperan. La elección del sistema más adecuado no hay que dejarla para el final porque los costes en ciertos productos pueden determinar si realmente merece o no la pena venderlos online. Entre otros, algunos aspectos que tendremos que valorar, son la necesidad, o no, de dotar espacios de almacén específicos, propios o ajenos. O contar, además, con los servicios de un operador logístico. Quizá habrá que utilizar transportes especiales, por ejemplo para productos voluminosos. O tendremos que elegir entre agencias de transporte de paquetería o el uso, por ejemplo, de Correos. O llegar a contar con un transporte propio.

En este caso podrían ser necesarios recursos humanos adicionales o especializados, por ejemplo para atención al cliente en todo lo relativo a los pedidos.

Logística no es solo transporte, sino todo el proceso desde el pago hasta la entrega (y, eventualmente, devolución) del producto

Medios de pago Medios de pago para abrir una tienda online

No menos importantes son los medios de pago que facilitarán la compra a nuestros clientes. Será imprescindible dotar nuestra tienda online de un entorno de seguridad y confianza que consiga que el cliente realice su compra del modo más satisfactorio posible. Lo primero que nos deberemos preguntar es cuáles son los medios a implementar, desde los tradicionales transferencia o contra reembolso, que en España aún goza de aceptación, pasando por la tarjeta de crédito o Paypal. Además, también habrá que tener en cuenta si vamos a vender en el extranjero ya que quizá necesitemos un proveedor de servicios de pago y tendremos que tener en cuenta las divisas en las que nos podrían querer comprar nuestros potenciales clientes.

Dotaremos a nuestra tienda online de los medios de pago que utilicen nuestros clientes, allí donde se encuentren

Aspectos legales Requisitos legales para abrir una tienda online

¿Conocemos los requisitos legales en cuanto a protección de datos de nuestros futuros clientes? ¿Sabemos todo lo relativo a la aceptación de envíos de publicidad? ¿Cuál es la legislación a la que nos tenemos que acoger de cara a las garantías que tendremos que ofrecer? ¿Conocemos las últimas leyes relativas a las transacciones entre países? Probablemente necesitaremos asesoría y formación sobre nuestras obligaciones en ese aspecto.

Nuestra tienda online tiene que cumplir los requisitos legales tanto del país de origen como de los destinatarios de sus ventas

Recursos humanos dedicados Recursos humanos para abrir una tienda online

Un aspecto vital a la hora de plantearse la implantación de una tienda online es si podremos afrontarlo con los recursos de que disponemos. Si nuestra oferta realmente ofrece valor a los clientes, es de esperar que pronto empezarán a recibirse pedidos que tendremos que atender, y surgirán las primeras dudas e incidencias, porque nuestros clientes necesitan un tiempo de conocimiento y adaptación a la nueva web. Para adelantarnos a esto tendremos que pensar, entonces, en si nuestra plantilla es capaz de afrontar esas nuevas funciones, tales como encargarse del flete de los pedidos online, o la atención al cliente telefónica, o será necesario personal adicional y, quizá más especializado. Puede que al principio baste con una buena formación y eso también habrá que realizarlo con la antelación necesaria.

¿Contamos con las personas adecuadas para las nuevas gestiones que implica abrir una tienda online o necesitaremos otro personal especilizado?

Marketing online Marketing digital para abrir una tienda online

No basta con tener una web para empezar a vender. Desde el momento que nos planteamos tener presencia online hay que contar con recursos para darnos a conocer y comunicarnos con nuestros potenciales clientes. Pensemos en participar también de las Redes Sociales o en hacer SEO y SEM para que Google muestre nuestra tienda entre sus mejores resultados. Como empresa, la digitalización nos proporciona la oportunidad de construir una comunidad en torno a nuestra marca, así como conocer de primera mano lo que agrada y motiva a nuestros clientes, tanto reales como potenciales, así como lo que les disgusta. De ese modo, podremos adaptar nuestra oferta y conseguiremos una conexión y adhesión reales por su parte, engagement.

En el caso de una tienda online, esto no es opcional, sino imprescindible, y lo suficientemente complejo como para necesitar la ayuda de profesionales que dominen el medio.

El primer aspecto a tener en cuenta es la calidad del contenido sobre los productos que vamos a vender es clave para atraer a nuestro cliente. Si las posibles dudas que le surjan no están resueltas en la web, el cliente no tiene otro modo de resolverlas y, por tanto, notará la carencia de un vendedor, por lo que probablemente habremos perdido la venta.

Por todo ello debemos preguntarnos ¿podríamos gestionar el contenido de la web y el social media nosotros mismos o necesitamos personal cualificado contratado, o un servicio externalizado?

La tienda por sí sola no vende, hace falta contenido de calidad y difusión por medio de las redes sociales para complementarla

Hasta aquí un somero repaso de lo que implica la implantación de una tienda online. Pretende ser una llamada de atención para los que os estáis planteando iniciar vuestro negocio de venta digital. Iniciar el proyecto con unos mínimos de calidad permitirá aprovechar la oportunidad que existe evitando posteriores complicaciones y generando más posibilidades de éxito.

 

* Omnicanalidad: Es difícil poder dar una definición en pocas líneas, pero trataremos de clarificar los conceptos.

El cliente es el que manda en cualquier lugar y momento en que se encuentre y es la marca la que debe poner a su alcance lo que éste busca del modo y forma que le sea demandado. Una marca es omnicanal si facilita la vida de su cliente. Lo que ha cambiado, gracias a la tecnología, es que ahora tiene contacto con él en muchos más momentos y desde muchos más medios. Y su experiencia de marca, no ya de compra, debe ser consistente, en cualquier medio por el cliente se relacione con ella.

Al cliente se le debe proporcionar una experiencia consistente, sea cual sea el canal que utilice para relacionarse con la marca

AUTOR

Curiosa por naturaleza, aprendedora incansable. Más de media vida trabajando en Marketing, off y on, y poniendo en práctica día a día lo aprendido. Graduada en ADE y Diplomada en Empresariales. Fundadora de dos marcas dedicadas a la estrategia de Marketing digital y generación de contenidos.