28 julio

Limpio, lleno, balizado. Lo que sirve para un hiper, sirve para una web

Limpio, lleno, balizado

Del retail a la web. Las lecciones del off también sirven para el on

Una de las primeras lecciones aprendidas hace 25 años, al pisar por vez primera una tienda cualquiera de una cadena de hipermercados es que los lineales* debían mantenerse permanentemente limpios, llenos y balizados.

  • Limpios, para evitar que al cliente que se acercase a ellos le entraran ganas de salir corriendo en dirección opuesta. Nadie quiere ir a comprar y volver a casa cubierto de suciedad.
  • Llenos, para estimular la compra con la sensación que produce en los visitantes la masificación de los lineales. Está estudiado que la potencia* en una cabecera o un lineal, produce al que lo ve una atracción inmediata, por lo que las probabilidades de compra aumentan.
  • Balizados, es decir, cada producto con su etiqueta y cartelería informativa bien emplazadas, para que el cliente pueda orientarse mejor a la hora de comprar y, al menos, una pequeña descripción y el precio. Esto es muy importante para fomentar la venta autoservicio y que, sin la ayuda de un vendedor, el cliente pueda escoger su producto y completar la transacción con el paso por caja.

Hoy la venta ha cambiado, como todos sabemos, gracias a la red, y las superficies de venta física deben estar en continuo proceso de adaptación e incorporar elementos digitales. ¿O es al contrario? Veamos cómo aquellas 3 sencillas palabras son perfectamente trasladables al eCommerce y tener aplicación en una tienda online.

  • Limpio. A todos nos gusta encontrar una web clara, usable, con una navegación sencilla y en la que se pueda localizar fácilmente los productos que se busca. Una página confusa, donde todo está mezclado y en completo desorden, por no hablar del uso agresivo de los colores o las fotografías de baja calidad, nos lleva a cerrar inmediatamente la pantalla y abandonar el proceso de compra.
  • Lleno. De poco sirve comunicar que vendemos online si cuando el usuario recorre las distintas secciones de la tienda virtual no encuentra más que un puñado de productos, o incluso, secciones vacías. Es otro motivo de abandono de la web y le resta credibilidad a la marca.
  • Balizado. Aquí la información proporcionada al usuario es clave ya que no cuenta con ningún vendedor para ayudarle, salvo excepción de un teléfono de atención al cliente, al que con frecuencia nadie responde cuando se necesita o, excepcionalmente, un chat online, que puede resultar realmente útil.

Una amplia información de las características de los productos, aunque no solo eso, ayudará a la elección. ¿Os imagináis un montón de fotografías sin una frase que indicara lo que es cada cosa, o sin el precio? ¿Comprarías cualquier cosa a cualquier precio? Seguro que no.

De lo que estamos hablando es, sencillamente, de las ventajas del contenido para la venta online.

En el momento en que el comercio está en el camino de volver a ser simplemente comercio, con una experiencia de compra omnicanal, independiente del medio utilizado por los clientes, vemos cómo algo aprendido hace más de 20 años tiene su aplicación en el mundo de hoy. ¿Qué otros ejemplos podríamos aportar? Seguro que se nos ocurrirán más.

Lineal, es la longitud de la zona de exposición de los productos en un hipermercado. Compuesto por los diferentes elementos del mobiliario, como son las góndolas, baldas y soportes de las estanterías, etc.

Potencia, en la jerga de Distribución comercial se refiere a la presencia intensiva de uno o varios productos en una zona destacada de la tienda, de manera que llame la atención de los clientes y les atraiga a la compra.

AUTOR

Curiosa por naturaleza, aprendedora incansable. Más de media vida trabajando en Marketing, off y on, y poniendo en práctica día a día lo aprendido. Graduada en ADE y Diplomada en Empresariales. Fundadora de dos marcas dedicadas a la estrategia de Marketing digital y generación de contenidos.